Being Green, Bienestar, bienestar para cuerpo y mente, Recomendado
Leave a Comment

Que la danza sea tu alimento para el cuerpo y la mente

Por millones de años, culturas alrededor del mundo han utilizado la danza como una manera de comunicación, expresión e interacción. Para quienes han bailado, saben lo sublime que se siente vivir en un estado de constante descubrimiento. Este lenguaje no verbal, permite la expresión infinita de sentimientos y emociones. Como dice Stephen Nachmanovitch en su texto “Free play: la improvisación en la vida y en el arte”, es esencial permitirse vivir un proceso de auto descubrimiento y conocimiento interno a través de cualquier práctica artística. Por eso, solo basta con dejarse llevar por el movimiento y de esta forma, encontrar un maravilloso camino para  estar saludable y feliz.

Durante los últimos años, científicos, psicólogos y bailarines, han investigado sobre los múltiples beneficios físicos y emocionales de este arte. Hilda Wengrower, autora del libro “The Art and Science of Dance-Movement therapy”, por ejemplo, plantea que la danza tiene grandes potenciales terapéuticos y cumple un papel fundamental en la salud de las personas. Incrementación de la fuerza muscular, mejoramiento del sistema circulatorio, disminución de la presión arterial, alienación corporal, eliminación de sustancias tóxicas y mayor flexibilidad y coordinación, son algunos de los incontables beneficios de bailar.

Movernos al ritmo de la música, indudablemente, nos brinda la oportunidad de mejorar nuestra salud física, pero también nos adentra a miles de posibilidades para enriquecer nuestra salud mental y emocional. La danza nos ayuda a conectarnos con nosotros mismos y, en ocasiones, despertar talentos que teníamos escondidos. Más importante aún, nos ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo, autoestima y creatividad. Catherine Busk, bailarina profesional y maestra en psicoterapia de la danza y movimiento de la Universidad de Londres, habló con The Art of Being Green sobre las razones de porqué bailar beneficia el cuerpo, la mente y el espíritu. Para Busk, bailar no es un deporte, por el contrario, es en esencia el arte de moverse; “cuando nos movemos, sentimos, pensamos, integramos todo nuestro ser y nos comunicamos. Para mí, el arte de la danza nace y viene desde el arte de vivir; vivir en un cuerpo que se mueve, que experimenta ese movimiento de manera única y crea conversaciones sin palabras. Al bailar, liberamos endorfinas y sentimientos de catarsis, pero lo más importante, conectamos nuestro interior con nuestro exterior”.

Ciertamente, bailar tiene tiene la magia de conectarnos con todo nuestro ser.  Por experiencia propia, he sentido grandes sentimientos de calma, euforia y placer al bailar para una audiencia, pero más significativo aún, para mí misma. Como dice Vicki Baum, “existen atajos para la felicidad, y el baile es uno de ellos”.

1094472_465985753514920_458613144_o

Para todos aquellos que quieran empezar a bailar, The Art of Being Green recomienda algunos estilos que pueden ser ideales para empezar un nuevo camino a través de la danza:

Ballet:  Esta danza clásica, nos ofrece variados beneficios corporales y emocionales. Algunos de ellos son el mejoramiento de la postura y el equilibrio, estimulación mental, conciencia del cuerpo y el fortalecimiento de la musculatura. A nivel emocional, bailar ballet es ideal para desarrollar la concentración, cultivar confianza en sí mismos y comprender el valor de la disciplina.

Danza Contemporánea:  Al contrario del ballet, la danza contemporánea está más pensada para los sujetos y menos para los cuerpos que la realizan. “ La danza contemporánea es un acto de aceptación del propio cuerpo y de sus límites. Nos ayuda mental y emocionalmente, hasta tal punto que  a finales de los 60´s, se unen las técnicas somáticas diluyendo la diferencia de cuerpo-mente. Adicionalmente, es un estilo que nos ayuda al desarrollo personal, del cuerpo físico, sensitivo y mental”, sostiene Javier Vaquero, bailarín de la Universidad de Artes de Rotterdam y actual profesor de la Pontificia Universidad Javeriana.

Danza árabe:  Considerada una de las danzas más antiguas del mundo, sus múltiples beneficios, tanto físicos como espirituales, hacen de este baile una poderosa herramienta terapéutica de liberación, alegría, autoestima, sensualidad y sabiduría. Algunos de sus objetivos son desarrollar las posibilidades expresivas de la persona, y en el caso de la mujer, tomar conciencia de su feminidad y fuerza.

224859_10151807457410459_615491754_n

Danza Bharatanatyam:  En la danza Bharatanatyam, la danza va más allá del movimiento físico pues es una oración interna que nos conecta con lo divino. En la filosofía Hindú, esta danza es la combinación de movimientos corporales y expresiones faciales, perfectamente sincronizados, dirigidos y guiados por la conciencia interior o el alma. Eliana Ortega, bailarina de Danzas Hindúes, habla sobre la importancia de descubrir al cuerpo como un instrumento muy valioso pues contiene energías transformadoras para nuestro bienestar.

Flamenco:  Este estilo de danza, originario de Andalucía, España, puede ser el mejor aliado para incrementar fuerza, seguridad y coordinación, así como para mejorar la resistencia física y combatir la obesidad.

Fotografías tomadas por The Art of Being Green para el Teatro Mayor

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s