Being Green, Bienestar, bienestar para cuerpo y mente
Leave a Comment

7 beneficios medicinales de la lavanda

Procedente de la palabra en latín lavare (en español lavar), desde la antigüedad esta planta ha sido utilizada para fines cosméticos y de higiene. Gracias a su exquisita fragancia, las personas distinguidas, durante el imperio romano, la añadían en sus tinas para disfrutar de su olor y beneficios.

Formada por diversos alcoholes terpénicos y ésteres como el linalol, esta hierba medicinal posee infinitas propiedades para nuestro sistema nervioso. Jorge D. Pamplona Roger, autor del libro “Salud por las plantas medicinales”, nos menciona las más importantes:

DSC_0491

Sedante y equilibradora del sistema central y vegetativo. Es ideal para la ansiedad, nerviosismo, mareos, tendencia a la lipotimia (desmayos), palpitaciones del corazón y enfermedades psicosomáticas. Es maravillosa para balancear los estados emocionales como la inquietud, insomnio y depresión.

Digestiva: aperitiva y facilitadora de la digestión.

Antiinflamatoria: el aceite, el agua o la esencia de lavanda son muy eficaces para calmar los dolores musculares, así como para  luxaciones, esguinces y distenciones musculares.

Antiséptica y cicatrizante: el aceite de lavanda alivia quemaduras de primer grado y desinflama picaduras de insectos. Mezclada con aceite de rosa mosqueta, regenera las células de la piel (arrugas y estrías profundas).

Relajante y defatigante: un baño caliente con agua o esencia de lavanda después de realizar ejercicio, es ideal para eliminar la sensación de fatiga y activar la circulación.

Sedante: aspirar el aroma de la lavanda actúa como sedante sobre el sistema nervioso central. Cuando estemos hiperactivos es recomendable poner unas gotas de lavanda en la almohada.

Balsámica: la esencia de lavanda, al emplearse en inhalaciones acelera la curación de laringitis, bronquitis, catarros bronquiales y refriados.

DSC_0490

El uso interno de aceite de lavanda debe realizarse con mucha precaución. En dosis altas puede ocasionar nerviosismo o convulsiones.

Obtención del aceite de lavanda

Opción 1: Disolver 10g de esencia de lavanda en 100g de aceite de oliva.

Opción 2: Dejar 250g de planta seca en maceración durante 2 semanas en un litro de aceite de oliva. Filtrarlo después.

DSC_0492.JPG

Fotografías: The Art of Being Green 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s